El Gobierno nacional oficializó la creación de una segunda versión del Programa de Recuperación Productiva (REPRO), a cargo del Ministerio de Trabajo.

RePro II para ayudar en el pago de salarios y sostener empleos

El Gobierno nacional oficializó la creación de una segunda versión del Programa de Recuperación Productiva (REPRO), a cargo del Ministerio de Trabajo.

El beneficio por el que pagará a los trabajadores de las empresas adheridas una suma a cuenta de sus correspondientes remuneraciones de hasta 9.000 pesos mensuales.

La resolución 938/2020 Recuperación Productiva (REPRO)

En el caso que la remuneración neta percibida por el trabajador o la trabajadora sea menor a 9.000 pesos, el subsidio será igual a la remuneración neta, según la Resolución 938/2020 publicada  en el Boletín Oficial.

El beneficio se extenderá por dos meses, aunque la inscripción será mensual, y las empresas a las que alcanzará “se determinará considerando la cantidad de empleadoras y empleadores postulantes, la situación económica, patrimonial y financiera de los mismos, las condiciones imperantes de la economía nacional y el presupuesto asignado al Programa”, según detalla la resolución publicada en el Boletín Oficial.

Requisitos para obtener el beneficio

Para acceder al programa las empresas deberán postularse a través del servicio ATP disponible en la web de la AFIP y tendrán que presentar la información solicitada por ese programa, es decir, nómina de personal dependiente, incluyendo la remuneración total y CBU.

Podría interesarte también !!!  Aumentan los cigarrillos

Además, las empresas deberán presentar el Balance del Ejercicio 2019 certificado por el Colegio de Profesionales de Ciencias Económicas y una planilla electrónica con un conjunto de indicadores económicos, patrimoniales y financieros, que deberá estar firmada por un o una profesional contable.

Requisitos y Excluidos

También habrá una serie de criterios de preselección y selección para acceder al beneficio: la actividad principal del empleador o empleadora debe encuadrarse dentro de las actividades no críticas incluidas en el Programa ATP y registrar una variación interanual de la facturación negativa.