“Son Poderosos con los Débiles”

La reforma introducida a la fórmula de cálculo del haber jubilatorio es manifiestamente inconstitucional sin lugar a dudas.
Es inconstitucional por resultar incompatible con el principio de progresividad y no regresividad consagrado en el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (PIDESC, Artículo 2.1.), en la Convención Americana sobre Derechos Humanos (CADH, Artículo 26) y en el Protocolo Adicional a esta última o Protocolo de San Salvador (Artículo 1°); sin que el legislador haya intentado explicar que pese a implicar un retroceso en el derecho, la norma importaría un avance, teniendo en cuenta la totalidad de los derechos previstos en el Pacto.
En efecto, de conformidad a la jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, es inconstitucional toda medida estatal que disminuya el grado de protección que hubiesen alcanzado en el orden interno, los señalados derechos, libertades y garantías (prohibición de retroceso).
Así lo ha juzgado con todas las letras, la Corte Suprema de Justicia de la Nación desde el año 2004, en precedentes más que conocidos y consolidados en materia de control de constitucionalidad y de convencionalidad, y no ajenos en su motivación, a los criterios amonedados, entre otras cosas, por el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (DESC) y por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), así como por tribunales constitucionales de distintas latitudes.
BASTA DE MAMARRACHOS
Anibal Fernandez
Podría interesarte también !!!  Pandemia: "Veo con mucha preocupación el aumento de los casos" Alberto Fernández