El 23 de julio el presidente Mauricio Macri no renovará, por pedido del Fondo Monetario Internacional, la Moratoria previsional o Jubilación para amas de casa

¿Suspenden la jubilación para amas de casa?

El 23 de julio el presidente Mauricio Macri no renovará, por pedido del Fondo Monetario Internacional, la Moratoria previsional o Jubilación para amas de casa, que permitía que mujeres de más de 65 años que no llegaban a tener 30 años de aportes, puedan jubilarse.

Desde el año 2006, quienes adeudan aportes anteriores a setiembre de 1993, tengan más de 60 años, en el caso de las mujeres, o más de 65 años los hombres y les falten años de aportes, pueden inscribirse en las Moratorias previsionales y pedir una jubilación. Mientras la cobran, mes a mes, van cancelando las cuotas de la deuda.

Pero eso sucederá hasta julio de este año, cuando el presidente Mauricio Macri no renueve la moratoria y el derecho a jubilarse sin haber aportado en el pasado, dejará de ser una posibilidad.

¿Por qué estas moratorias son fundamentales para reconocer el trabajo de las amas de casa y el empleo doméstico en particular?

Es que estas mujeres fueron las más beneficiadas con dicha modificación, ya que si bien trabajaron durante toda su vida en las tareas del hogar, al no ser ese un trabajo formal, nunca pudieron aportar y dicha moratoria permitió que 4 millones de personas fueran incluidas dentro del régimen previsional.

Las mujeres son las más afectadas en todas las crisis económicas. Al ganar un 27% menos de sueldo en promedio que los varones, ser jefas de hogar y madres, son las primeras en sufrir las consecuencias de, por ejemplo, los ajustes y recortes.

«Hay distintas leyes de moratoria previsional, son varias que abarcan distintos periodos. Hay una que es la más importante que va entre 1993 al 2003. La que hoy está en juego la 24.241 que regía durante tres años, desde el 2016 hasta 2019 para varones y mujeres», explica Strada y agrega: «Pero esa se fue restringiendo y los varones, por ejemplo, ya no podían acceder. O sea que hoy por hoy rige solo para mujeres y vence el 23 de julio».

Si bien esta moratoria rige para todas las mujeres, tanto los medios como el eje político se enfocan en las amas de casa porque son quienes, como se dijo, trabajaron durante toda su vida sin obtener un salario siquiera formal. «También se van a ver afectadas aquellas que laburaron en relación de dependencia pero no llegaron a aportar los 30 años necesarios. Cosa que es muy común, mucho más común de lo que pensamos», agrega la especialista.

El pedido del FMI

Desde que el gobierno de Mauricio Macri realizó una alianza con el Fondo Monetario Internacional (FMI) todo lo que podía empeorar empeoró. Y si bien el arco de Cambiemos apuesta a endeudarse para poder salvarnos, dicha fórmula solo trae recortes, pobreza, crisis económica, política y social.

El plan firmado con el FMI tiene, entre algunas de sus condiciones, un brutal achicamiento del gasto público y esta modificación y no renovación de una de las moratorias, parece entrar perfectamente en el combo.

«Mauricio Macri considera que gran parte del déficit fiscal y del enorme gasto público tiene que ver con el gasto previsional. Además dicen que se quedó corta. En algún punto es cierto porque buscaban dejar afuera a los no contributivos del sistema previsional, cosa que están haciendo ahora, subir la edad jubilatoria y cambiar la tasa de sustitución, es decir, que cada quien arranque a jubilarse con un haber del menos de 40 por ciento del sueldo de los últimos diez años. Quieren ahorrar más plata con una porción importante del gasto que tiene que ver con los y las jubiladas», explica Strada.

La Jubilación a nivel mundial

«Está directamente alineado con los pedidos del FMI. No solo en Argentina sino en todos los países del mundo. Porque el fondo siempre recomienda reducir el sistema previsional y en todo caso que este sistema sea sustentable, que el que aportó reciba una jubilación y el que no aportó, no», agrega.

¿Qué pasa cuando alguien cumple 65 y no reúne los 30 años de aportes que se requieren para obtener la jubilación o pensión?

Al no renovar dicha moratoria, quien nunca generó aportes puede inscribirse en la Prestación Universal para el Adulto Mayor (PUAM).

Esta «solución» tiene pro y contras. El costado positivo es que es vitalicia y relativamente fácil de obtener pero el negativo es que el monto es de $8.328 y esa cifra es menor al salario mínimo y corresponde sólo a un 80% de una jubilación mínima.

«En el momento en el que se sancionó la reparación histórica, se lanzo esta prestación que es menor que una jubilación básica y además para ingresar tenés que presentar varios certificados que indiquen que, en definitiva, sos pobre. Que no sos propietario, que no tenés auto y una serie de cuestiones que, lo que hace, es ubicarte en un nivel de precariedad tremendo», explica la especialista y finaliza: «Además no reconoce que fuiste laburante.

Es como una especie de subsidio a la pobreza pero lo que te pagan por mes está por debajo del salario mínimo, o sea, el Estado te mantiene oficialmente por debajo de la linea de pobreza».

Filo News