Para cuando España entró en estado de alarma, Singapur ya había recibido felicitaciones por su gestión frente a la crisis sanitaria del coronavirus. El director de la OMS, Tedros A. Ghebreyesus, elogió la respuesta temprana y "con rigor" del país asiático en febrero y unas semanas después volvió a referirse a él alabando "su enfoque basado en la participación de todo el Gobierno".

Rebrotes del coronavirus en Japón y Singapur

Ambos países comparten haber relajado sus medidas orientadas al distanciamiento social (o no haberlas tomado en profundidad) tras haber pasado su pico de contagios a mediados de marzo, algo que les ha dejado un abril negro en número de contagiados. Al resto del planeta, nos ha dejado lecciones sobre lo que no hacer cuando la propagación parece controlada.

Ampliar Rebrotes del coronavirus en Japón y Singapur