Con un llamado de la Iglesia a la unidad para "salir del laberinto en el que nos encontramos" y una exhortación a que "los pobres sean los hermanos más cuidados".

“Salir del laberinto en que nos encontramos”

“La unión de un pueblo es una tarea” y “una lucha que comienza en el corazón de cada uno”, venciendo “egoísmos profundos, vanidades, narcisismos, maldades y hasta la propia mentira que nos fabricamos para vender una imagen” y dijo que “la unión es también una batalla comunitaria, colectiva, que estamos invitados a dar todos los que deseamos ser un pueblo con horizonte”.

Ampliar “Salir del laberinto en que nos encontramos”