La situación en la fábrica de ladrillos huecos Loimar, que ya lleva tres meses de conflicto, comienza a hallar un eje de acuerdo entre las partes con miras a retomar la producción.

Tandil volverá a reactivar su fabrica de ladrillos

La situación en la fábrica de ladrillos huecos Loimar, que ya lleva tres meses de conflicto, comienza a hallar un eje de acuerdo entre las partes con miras a retomar la producción.

La crisis y los despidos

La planta está parada desde mediados de octubre, cuando la patronal decidió echar a diez empleados y suspender a más de treinta, alegando una caída en las ventas y severos incrementos tarifarios, lo que desencadenó el prolongado conflicto.

El informe que mide la evolución de los despachos al mercado interno, a través del Indicador de coyuntura de la actividad de la construcción, del INDEC, viene marcando una caída de 15 meses consecutivos del sector.

El viernes se había fijado una audiencia en el Ministerio de Trabajo de Nación, pero finalmente los interesados se sentaron a dialogar por su cuenta en la sede central de la Federación Obrera Ceramista de la República Argentina (Focra).

Del encuentro participaron el titular de la firma, Juan Loitegui, el secretario general del sindicato, Domingo Moreira; el secretario adjunto, Hugo César De Franchi; y los delegados tandilenses Sebastián Gere, José Goñi y Alberto Algañaraz.

Podría interesarte también !!!  Grupo Tek: Fabricación de Barbijos, industria Argentina

Diálogo entre las partes

La negociación permitió a los dos frentes reencontrarse después de mucho tiempo y conversar sobre el futuro de la fábrica. La encrucijada que queda por resolver es qué sucederá con los despidos. Por el momento, los operarios mantienen firme el mandato de que no quede ningún empleado afuera, mientras que la empresa reafirmó su voluntad de seguir adelante con la decisión de prescindir de diez obreros.

“Hay cosas que tenemos que acomodar dentro de nuestras posibilidades pero lo bueno que rescatamos  es que nos pudimos sentar a dialogar con el empresario para ver de qué manera quiere comenzar a trabajar  y conocer su situación después de estos meses que han pasado”, contó a Algañaraz al portal local El Eco de Tandil.

La reactivación de la planta

La patronal realizó una propuesta de trabajo con claras intenciones de volver a encender los hornos y retomar la fabricación de insumos para la construcción, y los sindicalistas deberán llevar una contraoferta esta semana, cuando vuelvan a verse las caras para continuar las conversaciones.

Podría interesarte también !!!  REPRO II: El Gobierno Nacional oficializó los nuevos lineamientos

“Tenemos que hacer una propuesta para negociar los turnos y modalidades de trabajo. Se está hablando de la reapertura de las dos plantas, la de pisos y la de ladrillos, una reducida en turnos, para reactivar la producción”, explicó Goñi. Y añadió: “De una figura de empresa cerrada, ahora tenemos una empresa abierta”.