Tras los incidentes en el Congreso, vuelven los vecinos con sus cacerolas

Pasadas las 22.30, una columna de manifestantes avanzó por la calle Defensa y llegó a la Plaza de Mayo, donde continuaron con sus reclamos en contra de la medida que impulsa el Ejecutivo y que por estas horas se está debatiendo en el Congreso.

Entre los barrios en los que había cacerolazos aparecen Colegiales, Floresta, Parque Chas, Flores, Almagro, Boedo, Villa Urquiza, San Telmo, Chacarita, Villa Soldati, Villa Crespo, Belgrano, Barracas, Palermo, Núñez, Mataderos, San NicoláS, Balvanera, Caballito, San Cristóbal, Recoleta, La Paternal, en la zona de Plaza de Mayo. También se llevaban a cabo protestas en localidades del partido bonaerense de La Matanza, como en Ramos Mejía y Gregorio de Laferrere, en La Plata, en Avellaneda, en Valentín Alsina (partido de Lanús). En el interior también se hicieron sentir, como en Mar del Plata, Rosario, Córdoba.

También un grupo de entre 15 y 20 manifestantes con cacerolas protestaron pasadas las 22.30 frente a la casa del juez federal Claudio Bonadio en el barrio porteño de Belgrano

El cacerolazo comenzó a partir de una convocatoria en redes sociales, en repudio por la reforma que lleva adelante el gobierno de Mauricio Macri, aunque luego tomó vuelo propio. Los vecinos cantaban “que se vayan todos”, en un día que estuvo cargado de tensión por la reforma previsional que ya tiene media sanción del Senado y se espera que esta madrugada sea aprobada en Diputados.

Desde la cámara de Diputados, el diputado Leopoldo Moreau anunció que “los vecinos de la Ciudad están organizando cacerolazos y marchas al Congreso y Plaza de Mayo. Pido que no impidan esas marchas ni sean reprimidos”.