Un Cura Villero ascendido a Obispo, la casa Rosada expectante

En la Casa Rosada y especialmente en la Gobernación de Buenos Aires hay preocupación con el nombre que elegirá el Papa Francisco. La derecha, encarnada por el Procurador General y hombre del Opus Dei, Julio Conte Grand, sabe que la elección de un obispo progresista, que se comprometa con los más humildes, puede traer problemas a Cambiemos.  Por ahora no hay nombres, pero la reciente designación del cura villero Gustavo Carrara como Obispo Auxiliar porteño, prende todas las alarmas en los sectores conservadores.

En la Rosada están preocupado por los gestos del Papa Francisco contra las políticas neo liberales del macrismo. La designación como obispo de un cura villero y la presión de Francisco para que sea nombrado como presidente del Episcopado Oscar Ojea, un hombre del pensamiento de Bergoglio, tiene en tensión al gobierno nacional.

Volviendo a los nombres que podrían reemplazar a Aguer, además del obispo villero suena para el cargo Víctor Fernández, el actual rector de la Universidad Católica y la voz del Papa Francisco en el país, aunque hay versiones que Francisco lo quiere llevar al Vaticano.

Podría interesarte también !!!  17 de enero: Nace Carlos Alberto "El Indio" Solari

Muchos creyeron que el día que Bergoglio fue nombrado Papa, sacaría a Aguer del poderoso  Arzobispado de La Plata para mandarlo a algún rincón lejano de la Argentina profunda. No sucedió así. Quizás el Papa Francisco cumplió con el dicho popular que “la venganza es un plato que se come frio”, dejándolo en su cargo, sabiendo que jamás sería ascendido y ahora, cinco años después reemplazarlo por un hombre de la Iglesia comprometido con los más humildes, algo que nunca le interesó a monseñor Aguer.