El presidente estadounidense, Joe Biden, afirmó este sábado (26.03.2022) en un discurso desde Varsovia que el presidente ruso, Vladimir Putin, "no puede permanecer en el poder".

“Vladimir Putin no puede permanecer en el poder”, Joe Biden

El presidente estadounidense, Joe Biden, afirmó este sábado (26.03.2022) en un discurso desde Varsovia que el presidente ruso, Vladimir Putin, “no puede permanecer en el poder”.

Calificó la invasión rusa de Ucrania como un “fracaso estratégico” de Moscú. “Por el amor de Dios: ese hombre no puede permanecer en el poder”, declaró Biden en un discurso en el castillo real de la capital polaca.

Poco después, un funcionario de la Casa Blanca se apresuró a aclarar que Biden no estaba incitando a un “cambio de régimen” en Rusia, sino refiriéndose a que se debía impedir que Putin ejerciera cualquier poder “sobre sus vecinos o en la región”.

Biden, previamente, había tildado a Putin de “carnicero” después de un encuentro con refugiados ucranianos en Polonia.

Reacción en el Kremlin

“Un líder debe mantener la calma”, declaró entonces el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, a la agencia oficial TASS.

“Y, por supuesto, esos insultos personales reducen la oportunidad de mejorar nuestras relaciones bilaterales. Hay que ser consciente de esto”, señaló Peskov, quien además se mostró sorprendido por las acusaciones de Biden contra Putin.

“Después de todo, él es el hombre que una vez exigió, hablando en la televisión de su país, que se bombardeara Yugoslavia.

Exactamente, bombardeos de Yugoslavia. Exigió matar a gente”, aseveró Peskov. “Por lo tanto, por supuesto, es al menos extraño escuchar tal cosa de él”, enfatizó.

Mientras el actual presidente Biden ya ha obtenido el apodo de sleepy Joe, o Joe durmiente en español, y algunas situaciones curiosas han puesto en evidencia su agudeza mental, como cuando el mandatario se perdió en pleno patio de la Casa Blanca, no pudo leer adecuadamente el texto del teleprónter o confundió a los ucranianos con los iraníes.

Todo esto ya es una indicación de que los síntomas de la demencia se están apoderando de Biden, pues esta es “una alteración que interfiere en la realización de las actividades de la vida diaria”.
Sus últimas declaraciones hacen creer que ya está rozando el cuadro clínico de la demencia.

Y no es para menos, pues no ocurre cada día que un líder de una nación se permite hacer declaraciones que no encuadran de manera alguna en la diplomacia, más aún, en tiempos de máxima tensión.

Podría interesarte también !!!  Las averías en los gasoductos benefician a EE.UU

El mandatario estadounidense ya acusó a su homólogo ruso de ser un criminal de guerra, aunque cabría destacar que minutos antes de ello había dicho justo lo contrario.

Una de sus últimas declaraciones impactantes fue el 25 de marzo, cuando en el marco de su gira europea viajó a Polonia, donde en una conversación con los reporteros dijo que Vladímir Putin es un “carnicero”.

Los rusos no son “enemigos”

En su discurso en Varsovia, Biden destacó que no consideraba a los ciudadanos rusos como “enemigos” y aseguro que Putin era el único culpable de las fuertes sanciones económicas impuestas por Occidente contra Rusia por la invasión de Ucrania.

“Me niego a creer que [la opinión pública rusa] vea con beneplácito el asesinato de niños y mayores inocentes o que acepte que hospitales, escuelas y maternidades sean bombardeadas por misiles y bombas rusas”, declaró.

“Esta guerra no es digna de ustedes, pueblo ruso. Putin puede y debe poner fin a esta guerra”, subrayo. Pero el conflicto, según Biden, no tiene visos de terminar pronto.

La batalla “entre democracia y autocracia (…) no se ganará en unos días o meses. Debemos armarnos para un largo combate”, consideró.

Podría interesarte también !!!  El gasoducto Nord Stream 2, se encuentra sin fugas y equilibrado

El territorio de la OTAN

Biden reiteró que Estados Unidos no deseaba entrar en conflicto con las tropas rusas en Ucrania, pero advirtió a Moscú que no intente avanzar “ni una pulgada” en territorios de países de la OTAN, recordando la “obligación sagrada” de la defensa colectiva entre los miembros de la alianza transatlántica.

Al comienzo de su discurso, el mandatario se hizo eco de las palabras del difunto papa Juan Pablo II y lanzó unas palabras de aliento al pueblo ucraniano:

“No tengan miedo”. “Tendremos un futuro diferente, un futuro más brillante, arraigado en la democracia y los principios, la esperanza y la luz”, afirmó el presidente estadounidense, asegurando a los ucranianos: “Estamos con ustedes”.

Necesitamos Tu Calificación !!!